Lucha en Nuestra Imaginación; LOS BRAZOS VS LOS DIÁBOLICOS

Por: El Escorpión Negro                                                                                                                   *Un Simple colaborador fantasioso y amante de la lucha libre*
Señores y señoras, me presento, soy el Escorpión Negro, amante efervescente de la lucha libre, últimamente en mi cabeza han surgido varias dudas, por ejemplo: ¿Cómo sería un encuentro entre El Santo y El Hijo den Santo o bien entre Blue Demon vs Blue Demon Jr. y así muchas combinaciones más que por la diferencia de épocas no se pudieron llevar a cabo, sólo hay un lugar en donde estas luchas pueden realizarse, ese lugar en nuestra maravillosa imaginación, la arena de la fantasía abre sus puertas para que las luchas añoradas y jamás imaginadas se lleven a cabo. Agradezco a “Fanáticos” por la oportunidad brindada a un servidor de escribir a partir de ahora otra visión de la lucha libre, las batallas que surgen en mi mente y que deseo compartirle a ustedes, nuestros lectores. Así que sin mas les dejo nuestra “lucha en nuestra imaginación”, súbanse al avión de la fantasía y viajemos a la arena de la imaginación. Nuestro avión ya aterrizó y estamos listos para presenciar el duelo de hoy que será un duelo de tercias.
Por el pasillo de las estrellas llega una tercia, compuesta por tres hermanos que portan unas de las máscaras más bellas de la comarca lagunera. Enfundados en una malla negra y su ya clásica camiseta blanca, además de una bella chaqueta en color plata llegan: “señores y señoras directamente desde Torreón Coahuila:¡Los diabólicos!” se escucha un estruendoso aplauso en la arena, los diabólicos agradecen los aplausos levantando las manos. Mientras esto sucede llegan corriendo al cuadrilátero los integrantes de la tercia contraria, repartiendo golpes por todos lados, siendo su principal objetivo el mayor de los diabólicos, el anunciador “mucha crema ” ni tiene tiempo de seguir con su anuncio, pero nosotros ya alcanzamos a reconocerlos, son nada más y nada menos que el Brazo de Oro, El Brazo de Plata y El Brazo, que lucen sus mascaras en color café oscuro, ¡esto es la locura,los referees Gran Davis y El Chanfle no saben que hacer para contener a los Brazos!, Brazo de Plata se encarga del menor de los Diabólicos y a base de raquetazos lo saca del ring, mientras tanto entre el Brazo y Brazo de Oro someten al Diábolico segundo a base de golpes en la espalda y patadas en la parte trasera del muslo para que después el brazo de plata le aplique tremendo senton y así dejarlo muy lastimado, acto seguido lo levanta y con un cabezazo lo saca del cuadrilátero, el brazo ya ah sometido al Diábolico 1ro con patada en la boca del estómago, y lo ha dejado hincado e indefenso en el centro del cuadrilátero, a merced de los brazos que no conformes con esto, ¡entre los tres le rompen la máscara!, El Brazo como un autentico perro rabioso le muerde la frente para que de inmediato le brote escandalosamente la sangre al Diábolico, ahora lo levantan y entre los tres con una cargada de press militar !!lo lanzan hacia fuera del ring por encima de la tercera soga, El Diábolico cae encima de sus hermanos!! Los referees cuentan, los brazos bajan por sus rivales los suben al cuadrilátero para aplicarles una desnucadora fulminante a los tres laguneros para después cubrirlos y que los referees cuenten las tres palmadas de rigor,¡Los brazos se llevan la 1a caída!.
El público desconcertado, está al borde de la locura, unos aplauden el accionar de los brazos otros lo reprueban, a base de gritos y reclamos le demuestran a los brazos su repudio. Suena la campana, el Chanfle llama a los luchadores al centro del cuadrilátero, los primeros en entrar son el Brazo y El Diabólico 3ro, el más joven, el diabólico se proyecta en las cuerdas, el brazo de lanza ala lona boca abajo el joven lo brinca se incorpora el brazo, el diabólico con unas bellas tijeras al cuello hace girar al brazo que con el impulso sale disparado hacia fuera del ring entre la tercera y segunda cuerda, para despues recibir un tope potente de parte del Diábolico. En el ring entran los otros dos brazos, los diabólicos aún en la ceja del ring reciben un raquetazo en el pecho, se descuidan los brazos, hace falta más que eso para doblegar a los diabólicos, los de la comarca lagunera se sujetan de la 3a cuerda y con una plancha de pescadito hacia dentro del cuadrilátero planchan a los brazos que se logran zafar, se incorporan los diabólicos, proyectan a los brazos a las cuerdas, aplican desnucadora, y después con una bella tapatia están rindiendo a los Alvarado, de esta manera los diabólicos empatan la contienda a una caída por bando.
Sin dar tregua a sus rivales, los diabólicos se lanzan contra ellos y les propinan tremendos castigos a base de tirantes a las piernas y golpes en el estómago, uno a uno los brazos salen del ring, se quedan solos en el cuadrilátero el brazo y el mayor de los diabólicos, ahí están midiendo fuerzas con los dedos entrelazados, se toman de las manos, se dan la media vuelta y el diabólico no pierde tiempo y con un movimiento de campana se pone otra vez de frente al brazo, lo doblega con el mismo castigo, el brazo de espaldas a la lona no sabe que hacer, el diabólico ahora lo to ma del cuello y lo lleva a la esquina donde entre los 3 Diábolicos le rompen la máscara y lo sangran de la frente, ahora intervienen los otros brazos, sin embargo el 2do de los diabólicos aplica patadas voladoras a brazo de plata y lo saca del ring, el 3ro hace lo mismo con El Brazo de oro, y el diabólico primero con una pasada en todo lo alto deja fuera del ring al 3 de los brazos, acto seguido los diabólicos se proyectan en las cuerdas y se lanzan con un bello mortal de frente sobre sus rivales, bellísimos vuelos, la gente aplaude y grita en apoyo a los laguneros.
Se incorporan los diabólicos, los brazos suben al ring hasta los 15 seg del conteo, los de la comarca los toman de la mano los proyectan a las cuerdas, los reciben con un suplex, y los cubren para el conteo, Gran Davis y El Chanfle cuentan muy lento, esto lo aprovechan los Alvarado y se quitan las espaldas planas, los diabólicos de espaldas a los brazos enfurecidos reclaman el conteo a los referees, ¡los brazos aprovechan la distracción y faulean por atrás a cada uno a Los Diabólicos! ahora los brazos aprovechan y cubren a sus rivales, los referees cuentan, 1,2,3 ¡esto se acaba! Los Brazos han derrotado a los Diábolicos, sin embargo los laguneros no están de acuerdo con el resultado y le reclaman el conteo rápido al chanfle y Davis, no quieren aceptar la derrota, están enfurecidos, ¡el 2do de los Diabólicos empuja al Chanfle y este cae del ring! Gran Davis se acerca para revisarlo y ahora los Diabólicos se lanzan contra él y le dan sendos raquetazos mientras los Brazos burlandose de sus rivales se van rumbo a los vestidores,Los Diábolicos suben al ring al Gran Davis y le rompen la camisa, a base de golpes en la espalda y pecho lo bajan del ring, no hay quien le ayude, enfurecidos los de la comarca, lanzan al Davis contra las butacas de la primera fila, mientras El Chanfle es llevado en camilla al vestidor, el público que antes vitoreo a los rudos de La Laguna ahora los repudia por su accionar, la gente está enardecida ¡esto es peor que el infierno! a los diabólicos eso no les importa, se abren camino al vestidor entre la gente a base de empujones y manotazos.
IMAG2
¡Qué demostración de rudezas acabamos de ver! la gente rodea al Gran Davis para ayudarlo, en eso el avión de regreso a la tierra de la normalidad está a punto de despegar, tenemos que regresar Fanáticos, pero nos vemos en el siguiente vuelo al mundo de las :LUCHAS EN NUESTRA IMAGINACIÓN.
Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s